Últimos temas
» Sakura Feudal [Aviso]
Lun Sep 22, 2014 1:17 am por Invitado

» SEMANAS OCUPADAS
Miér Ago 20, 2014 2:15 pm por Crixo

» Gizem - afiliación normal
Miér Jul 30, 2014 3:00 pm por Invitado

» Tariyaki [Yamada Makoto]
Vie Jul 04, 2014 3:55 pm por Yozora Branch Lee

» O.W. [Foro RPG Naruto/Inuyasha/Saint Seiya] normal
Jue Jun 26, 2014 1:47 am por Invitado

» Accademia Di Cielo Confirmacion (Elite)
Vie Jun 20, 2014 8:38 pm por Admin

» Ouran High School [Afiliación Élite]
Jue Jun 19, 2014 8:49 pm por Admin

» Byzantine Kingdoms [Afiliación Hermana]
Jue Jun 19, 2014 8:48 pm por Admin

» Invocando al hijo del sol [priv. Karna]
Jue Jun 19, 2014 1:41 pm por Karna


Crear foro

Bleach: Shadow Of Seireitei School of devil Wayi I am shadowhunter fororpgnaruto Wings of Freedom Ouran High School
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 15 el Sáb Sep 26, 2015 5:53 pm.

Invocando al caballero de la traición { Priv.Mordred}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Invocando al caballero de la traición { Priv.Mordred}

Mensaje por Caín Müller el Dom Mayo 25, 2014 10:18 pm

Noche estrellada que se posaba encima de mí, en esta ciudad en la cual soy un extranjero casi recién llegado, Ciudad Fuyuki de noche se veía tan calma, nadie estaba en las calles excepto aquellos chicos rebeldes que se escapaban de casa para ir con sus novias, los vendedores cerraban ya las tiendas, lentamente subiendo aquellas rejillas de metal que evitaban el paso de ladrones. El aire se volvía más frio, en ese momento mi chaqueta abroche rápidamente y puse mis manos dentro de los bolsillos de aquella prenda oscura que combinaba con aquella noche. Las luces de las casas comenzaban a apagarse, una tras otra, al son del sonido de los últimos autos que pasaron por aquella calle cercana al templo con la gran escalera que se alzaba hacia arriba por los matorrales y arboles cercanos, una gran montaña con una casona grande, el lugar perfecto para hacer lo que en ese momento por mi mente pasaba, y además la razón por la cual vine a dar estas vueltas por las calles. Me desquiciaba todo, la sociedad, el mundo en general, el universo como lo conocemos… no sabía el porqué de ese odio e ira tan profunda a todo, cada persona que veía pasar se asustaba por mi presencia, por mis ojos rojizos brillar con la luz de la luna y el resplandor de las estrellas y las luces de las calles. Mis dos pistolas favoritas originarias de Francia estaban resguardadas en mi cintura, escondidas  en mis bolsillos y tapadas con mi chaqueta, mi cuchillo se encontraba en el bolsillo superior derecho de la prenda oscura y mi mochila se movía cada vez que daba un paso tras otro, quizás era por el simple hecho de que adentro tenía material pesado, como lo eran 2 libros gruesos, el primero de los escritos era un texto de invocación, bastante arcaico en mi familia y clan, y además el otro era bastante interesante. Mi camino seguía hacia las escaleras de aquel templo que se posaba en la cima de la montaña de Ciudad Fuyuki, esa casa llena de espiritualidad donde podría tener algo de paz para convocar lo que pedía -Ya casi, ya casi llego a mi destino, por lo que he luchado, por ser la cabeza de familia, por el sufrimiento de las decisiones equivocadas, por todo- me susurraba a mí mismo, llegando a los pies de aquellos escalones, con mis ojos fijos en aquella casa grande que ocupaba todo el terreno de la punta de aquella montaña

Comencé a subir, mientras acaparaba la mirada de algunas personas que pareciesen ser los guardias del lugar, que estaba en la mitad de la subida, con unas lanzas en sus manos, bastante interesantes y yo pensando que se llevaba a cabo una invocación me di cuenta que aquellos sujetos solo cuidaban del santo sitio. Subí lentamente y al llegar en frente de ellos, a la mitad de la subida, pusieron sus lanzas en cruz obstruyéndome el paso hacia la cima, me moví de un lado hacia otro tratando de pasar pero poco aportaban, me cansé, estaba enojado ese día, solo quería destruir, puesto que saque mis dos pistolas y en medio del lugar cometí dos disparos que dieron muerto a dos personas, ese hecho la verdad fue algo planeado, pensaba que en templo habrían más personas a las cuales asesinar para el ritual, pero por suerte estos dos hombres de aspecto budista me otorgaron el premio antes de llegar a la fiesta. Cargue con sus cuerpos hasta llegar a la cima, haciendo gotear la sangre por todo el trayecto que me quedaba. Con los dos cuerpos entre por la entrada principal del templo, llamando la atención de unos cinco hombres que rezaban tranquilos dentro de allí, los cuales se espantaron y corrieron hacia mí para parar mi paso por aquel lugar, pero fui más rápido, tire ambos cuerpos al suelo y saque mi cuchillo del bolsillo superior de mi chaqueta, cortando las gargantas de los cinco con total sutileza y técnica, manchando de sangre y tiñendo las cortinas cercanas y los muebles del sector. Luego de aquellas acciones de homicidio sin razón, entre a una sala aún más grande que el sector donde los monjes rezaban, deje los siete cuerpos en un costado, y luego me dirigí hacia uno de ellos con mi cuchillo en mano, lo pose de espalda al piso, sus ojos aún tenían esa expresión de sorpresa antes de la muerte… cosa que me dio un placer extremo, con la navaja abrí su estómago para poder lavarme las manos completamente en su sangre, a continuación me puse de pie y saque el libro de invocación, abriéndolo en la página 758, versículos de invocación, pero al poner aquellas hojas del final del libro cayo un papelito.

Este tenía unas frases y un cantico para invocar, creí que era lo correcto, mis manos estaban teñidas con sangre y con ellas dibuje el circulo de invocación y entonces comencé.. el pentagrama brillaba con un ardor de sangre impresionante..

- Proveer, proveer, proveer, proveer, proveer, repetir cinco veces el tiempo otorgado, al inicio la plata y el hierro, al principio el Archiduque del Pacto Sobre la piedra, el fundador es el gran maestro Schweinorg, un muro contra el ciento que desciende, cerrar las puertas de las cuatro direcciones, Sacar la Corona, Girar al Cruce los tres caminos que llevan al reino, informo que tu cuerpo me pertenece, mi destino esta atado a tu espada, sigue la llamada del Santo Grial, Sin embargo, tú segado por la ira, que fuiste encadenado a una jaula de locura. Yo seré quien guié esas cadenas. ¡Contesta si aceptas!, He aquí mis ruegos, solo somos bondad, alejamos el mal de este mundo, eres los siente mundos vestidos con el alma de tres grandes palabras, ¡Sal del círculo de invocaciones!, ¡Defensor del Equilibrio de Maldiciones!.- 

En ese mismo instante, en frente de mí, el pentagrama comenzó a brillar y a emitir un brillo carmesí, parecido a la sangre que corría de los cuerpos sin vida alrededor del círculo, yo expectante y con libro en mano, miraba a la llegada de lo inesperado.
avatar
Caín Müller
Master
Master

Mensajes : 5


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Invocando al caballero de la traición { Priv.Mordred}

Mensaje por Mordred el Dom Jun 15, 2014 6:20 pm


La colina sangrienta, la ultima batalla del rey de los caballeros y el traidor. Uno a uno los guerreros de ambos bandos cayeron o quedaron fuera de combate, una carnicería, cuerpos por todas partes decoraban al punto que se podía decir que la colina eran cuerpos y cuerpos acoplados unos con otros hasta formarlo. El olor a sangre, suciedad y el calor de la batalla se impregnaban en las fosas nasales y en la piel. Solo dos guerreros lograron mantenerse en pie, pese a estar cansados, pese a cualquier cosa en sus ojos y alma había el deseo de luchar hasta el final.
Todo se había ido a la mierda, ambos lo sabían, su padre que jamas le acepto, le obligo a tomar cartas en el asunto. Ya no me importaba el reino. Para que ser rey ahora? con una tierra destruida, dividida por levantamientos internos. Yo los cause pero era lo que menos quería. solo quería luchar, hacerle ver que el estaba mal...que por que no me había aceptado.

-Acaso odias tanto al hijo de Morgan que eres incapaz de aceptarme como el heredero?-
pregunte apretando la mandíbula, conteniendo toda la furia y resentimiento que guarde, ese resentimiento que alguna vez fue amor y admiración, el cual el rompió cuando me rechazo. Le reclame por que no podía aceptarme, siendo que fui todo por el, dedique mi vida, mi existencia, todo por el y este rey jamas me valoro o considero.

El dijo que no me odiaba, sino que no me permitiría nunca subir al torno porque no tenia lo que se necesitaba para ser rey. Eso me pareció gracioso y en otra situación me habría mofado pero estaba a mi limite, lo ataque porque si hablábamos de reyes el demostró tampoco ser uno muy bueno....después de todo si lo fuera habría evitado la insurreccion que yo cause durante su ida de "viaje". La batalla termino tan pronto como yo me abalance contra el, logre herirlo pero el también ami, Mi armadura se tiño en sangre, mi mascara, ese casco que siempre fui forzado a portar se quebró por fin y mostró un rostro similar, frágil como de una chiquilla. al final lo único que deseaba era poder ser aceptado y amado alguna vez por el.

-Padre...- fueron mis ultimas palabras, estire mis manos queriéndole alcanzar de alguna forma, tocarlo, pues fue siempre distante para mi, al final nunca pude hacerlo y con eso me despedí de el y del mundo.

Deseaba ser un rey, por eso acepte un contrato con el grial, no lo conseguiría fácil con un estúpido deseo, sino me pondría a prueba tal como el, con la espada de la piedra. Sacaría calibur y demostraría a el y a todos que tengo lo que en verdad se necesita para ser el rey y por supuesto me encargaría mejor que nadie de ser mejor rey de lo que Arthur Pendragon pudo, esa fue mi motivación y estoy seguro que de una forma u otra la alcanzaría.

----

Volvi abrir los ojos bajo mi prisión, la armadura que colosalmente cubría mi cuerpo e identidad. Respire hondo el aire enfermizo de la atmósfera, mire el circulo de invocación que se impregnaba con el olor de la sangre. Me quede quieto, observando al hombre que tenia los cabellos tan rojos como sangre. No hable, observe al hombre y la sangre que pisaba con mi armadura plateada rojiza. Quede en silencio observando al hombre que estaba alli, podia oir la respiracion de este, su olor todo y solo , despues de tanto rato, me atrevi a preguntar sin dudas ni tonterias- Eres tu el que me ha llamado?-tenia la cordura de un Saber pero definitivamente era mas un Berserker en mi forma de pelear, un fake saber y un berserker cuerdo que pelea como una bestia colosal.
avatar
Mordred
Berserker
Berserker

Mensajes : 7


Rangos
Fuerza: B
Resistencia: A
Agilidad: B

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.