Últimos temas
» Sakura Feudal [Aviso]
Lun Sep 22, 2014 1:17 am por Invitado

» SEMANAS OCUPADAS
Miér Ago 20, 2014 2:15 pm por Crixo

» Gizem - afiliación normal
Miér Jul 30, 2014 3:00 pm por Invitado

» Tariyaki [Yamada Makoto]
Vie Jul 04, 2014 3:55 pm por Yozora Branch Lee

» O.W. [Foro RPG Naruto/Inuyasha/Saint Seiya] normal
Jue Jun 26, 2014 1:47 am por Invitado

» Accademia Di Cielo Confirmacion (Elite)
Vie Jun 20, 2014 8:38 pm por Admin

» Ouran High School [Afiliación Élite]
Jue Jun 19, 2014 8:49 pm por Admin

» Byzantine Kingdoms [Afiliación Hermana]
Jue Jun 19, 2014 8:48 pm por Admin

» Invocando al hijo del sol [priv. Karna]
Jue Jun 19, 2014 1:41 pm por Karna


Crear foro

Bleach: Shadow Of Seireitei School of devil Wayi I am shadowhunter fororpgnaruto Wings of Freedom Ouran High School
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 15 el Sáb Sep 26, 2015 5:53 pm.

Invocando al hijo del sol [priv. Karna]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Invocando al hijo del sol [priv. Karna]

Mensaje por Yozora Branch Lee el Sáb Mayo 17, 2014 6:17 pm

La mañana se le había pasado volando…
Primero la escuela que la dejo atestada de deberes, luego el largo viaje a casa que al final no supo por que el auto había demorado tanto, luego la persecución a ese mismo auto porque se le había quedado la maleta en el asiento de al lado. El pequeño regaño del conductor por no tener cuidado y por andar de suicida haciendo cosas peligrosas y finalmente su pequeña pataleta que tuvo en la puerta de su casa reclamando a su padre por qué no había ido con ella cuando se lo había prometido más temprano aquella mañana. Y una última cosa… Había quedado como tonta gritando en el Hall de su casa, pues había olvidado que su padre no estaría en ella hasta la mañana siguiente. Menos mal que no había nadie o eso creía porque inmediatamente después salió una de las empleadas recurrentes multiusos.-Buenas tardes, señorita… ¿Son estas las horas de llegar? ¿Y cómo es que solo al entrar comienza a gritar las mil y una tonterías?-Sus ojos rodaron, hastiados de que en primer lugar la recibiera una nana que le molestaba que ella gritara lo que quisiese en su propia casa, terminando luego por hacer una morisqueta consistente en achicar los ojos en dirección a la ancianita pues ahora que lo pensaba bien, que una simple empleada te regañe a ti como jefa del hogar cuando no se encontraba el padre era algo duro de aceptar.-¿No me va a decir nada?- Si… Algo quería decirle, pero se mordió la lengua por miedo de que aquel comentario que quería soltar, terminara en algo tan fatal como un infarto en la pobre anciana y luego ser la culpable de una muerte a los 17 años. Así que sin más y encogiéndose de hombros, abandono su puesto en la puerta comenzando a caminar por el pasillo hasta subir por las escaleras en dirección a su habitación.

Tenía ganas de tirarse en la cama, pero… No podía, antes debía terminar los deberes, que eran justamente los chorro cientos para el día siguiente y ella que quería seguir leyendo aquel tema tan interesante y por aquel que por el que había dejado de dormir. Tirando su negra maleta de escuela se acercó a un espejo para observarse. Tenía mal aspecto, o por lo menos por las ojeras que se podían adivinar bajo sus ojos.-Bien es hora de comenzar los deberes y así luego tener un poco más de tiempo para mis cosas…-Empezando con los deberes de matemáticas, la concentración no fue problema para ella, porque estaba con todo el buen karma puesto en finalizarlo… Pero el buen Karma le jugó una mala pasada y término cayendo redondita sobre el escritorio con su paz mental.

Ya eran más o menos pasaditas las cinco de la tarde cuando ella despertó, no fue un despertar muy grato pues despertó alterada, rígida como una tabla de planchar en su silla. Su reloj de pulsera le devolvió la información que debía consultar.-¡Ay no! como me pudo pasar esto.-Una mano aterrizo en su frente con estrepito. Debía devolver el libro que había tomado prestado de la biblioteca si no le cobrarían multa, y no quería gastarse su mesada en algo tan patético. Con el uniforme puesto, voló hacia el armario donde tenía su abrigo  poniéndoselo encima y rápidamente bajo las escaleras, libro en mano, cruzando hacia el Hall y de allí a la puerta. La detuvo la visión de la mujer sentada en un sofá de la sala, viendo tv.-¿Pero que se cree? ¿Qué necesito niñera?-El gruñido le burbujeo en los labios, haciendo que su presencia fuera captada por aquella metiche en el sofá quien se dio la vuelta con las intenciones claras de reclamarle al verla.-¡Cállese!-Y luego se sintió un gran ruido en todo el recinto. Yozora Lee impotente de poder controlar sus emociones por todo lo que le ocurría, había cerrado la puerta de un golpe seco que hubiera detonado en unos cuantos vidrios rotos, si hubiese aplicado más fuerza. Avanzo por las calles con una digna tranquilidad como para saberse apurada y gruñona, llevaba en sus manos el libro que ya estaba leyendo. Aun le faltaban unas páginas, si debía pagar una multa por él, que fuera mientras tuviera el conocimiento de sus palabras frescas en su mente.

La guerra del santo grial…
Suspiro, aquello apareció como una alerta en su cabeza, ella había leído del tema y había olvidado cosas de lo que había leído, sin embargo lo tenía fresquísimo en su mente.
Sus pasos se detuvieron frente a la biblioteca que para su alivio estaba aún abierta, todavía faltaba otra media hora más para que sus puertas se cerraran, lo haría rápido. Subió las escaleras a toda prisa, tropezando como una tonta con sus propios pies y golpeándose con el borde de la puerta entro en aquel salón acercándose a la recepcionista o bibliotecaria le entrego el libro, saco su billetera y pago lo que no quería pagar.“Bueno, ya supongo que papa me dará más dinero”Fue su pensamiento y guardo la billetera en el bolsillo de su falda, yendo más allá de la mesilla pero no hacia la puerta, si no que a las estanterías con libros. Aún quedaba tiempo, lo sabía por la información que le estaban gritando desde la espalda.

El santo grial, invocar… Participar...
Se mordió la lengua y llevo sus manos a la cabeza, ya se estaba volviendo completamente loca, solo un delirio sin fiebre y si bien nunca había participado en algo como eso y que ni siquiera sabía que aquello existía, lo quiso intentar. Cogió uno de los libros que le pareció perfecto en relación con la materia y tuvo que esconderse cuando los guardias pasaron haciendo ronda por aquel gran lugar revisando que las visitas ya no estuvieran y acomodando sillas mesas y otras cosas hasta que no hubo nadie.-Genial, me he quedado encerrada… Encerrada y a oscuras.-Por supuesto no veía nada, pero no lo necesitaba mucho, pues ella ya pensaba que tenía las herramientas necesarias para todo aquello. En ningún momento soltó el librito como si aquello fuera lo que la sostenía en esos momentos, decidió salir de detrás de la estantería hacia un lugar más amplio. Solo esperaba que todo aquello funcionara. Se arrodillo en el centro de la sala poniendo su libro frente abierto en una página específica, comenzando a decir unas pocas palabras de invocación repitiéndolas mil y una veces. Aquellas palabras como:

“ALLÂH ar-Rajmân  ar-Rajîm al-Malik al-Quddûs as-Salâm (Dios, el benefactor misericordioso, el compasivo, rey santo y paz)”
avatar
Yozora Branch Lee
Master
Master

Mensajes : 24


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Invocando al hijo del sol [priv. Karna]

Mensaje por Karna el Miér Mayo 21, 2014 3:45 pm

¿Cuantos años han pasado?...

Todo esta igual a como era antes, nada ha cambiado, todo sigue su curso natural de las cosas, las flores son del mismo color, los arboles mantienen su tonalidad verdosa contemporánea, el viento no tiene color pero puede percibirse a cada segundo, a cada minuto y hora de la vida que poseemos. El sol, si... esa estela que pega como si sus ojos no perdonaran las acciones de los hombres. Brahma observaba desde lo alto pero también desde los orbes humanos de algún avatar desconocido, incluso en el Trono de los Héroes donde nada existe mas que leyendas perdidas, los dioses están en todos los lugares, quizás este sitio sea obra de ellos. Miro a mi alrededor y solo hay soledad, ningún héroe mas ha posado su presencia cerca de mi, desde el momento que llegue a este mundo desolado nadie ha podido acercarse a mi presencia. No soy orgulloso... para nada, es mas, siento pena de que nadie puede siquiera tomarme la mano, nadie puede estar tan cerca de mi hablando como lo hacia en mis tiempos mortales, el sol me bendijo.. mi padre, pero también me dio una maldición, el fuego quema todo lamentablemente, no hay perdón a nada. El fuego nada perdona, es como el tiempo, en cambio los dioses pueden perdonar, pero los dos entes nombrados anteriormente nunca lo hacen, jamás. Yo he vivido como te torturan por siglos y años, en este Trono de los Héroes, espero a mi llamado - Padre.. deja de mirarme y ayúdame.. - mis ojos desolados hacia el cielo azul, con el sol pegándome en la cara, Lord Suria no podía ayudarme tal vez, no podía..

Se preguntarán cuando comencé a creer en los milagros de este lugar, fue hace mas de trece semanas, observe a un héroe de cabellos albinos ser tragado por una especie de materia giratorio que flotaba sobre el aire, y en el fondo había un tallado de una copa dorada, no recuerda nada mas de ese día pero fue confuso... y ese albino jamás volvió a aparecer, lo sabia desde el principio. Este lugar no es infinito y tiene siempre un fin, ¿Que habrá mas allá del vortex?, eso quiero averiguar - Vishnú.. - otro dios que quizás observe mi sufrimiento, pero en sus sueños, ya que para él todo es un mero sueño del cual cuando despierte, Shiva picara con uno de sus tridentes al universo y esté desaparecerá para dar origen a otro del mismo calibre, pero mas glorioso. Las luces del sol me hacían tener pensamientos y alucinaciones que por la casualidad de la vida, se plasmaban en realidad misma. Quizás eso que vi anteriormente solo era un sueño, tal vez era la realidad, pero nunca lo sabría si no podía experimentarlo yo mismo.

Decidí embarcarme entonces en un viaje para ir a ese mismo sitio donde ese hombre desapareció de mi vista, luego de 2 meses y 3 semanas había llegado a mi destino. Estaba exhausto, perdí completamente el sentido del hambre y de la sed, esto era estar atrapado en una bola de cristal como lo era el Trono de los Héroes, guarde mi lanza que siempre estaba en mano, y comencé a oír una voz a las lejanías - “ALLÂH ar-Rajmân  ar-Rajîm al-Malik al-Quddûs as-Salâm - y entendí entonces - Este es mi llamado.. - al fin, mis pupilas se dilataron, pero nada paso. Moví mis manos y brazos por todas partes y seguía parado en el mismo lugar, hasta que... desaparecí de mi mismo y del tiempo y el espacio donde estaba. Era algo extraño, no podía ver nada mas que una copa dorada que nombraba algunas enseñanzas que se grababan en mi cabeza, era como una cinta que jamás se detiene. 


Fue como una estela pacifica que ronda en los universos, el gran Lord Suria me había dado otra oportunidad, mi propio padre. Aparecí en una sala de algún sitio desconocido, y en frente mió una muchacha. Mi cuerpo estaba flotando en el aire con un aura como el sol mismo que podía iluminar completamente el lugar lleno de libros. Mis pies aún no llegaban al suelo, estaba derecho cayendo hacia el piso de forma lenta, mis brazos estaban a un lado simulando ser una figura divina que llega ante un mortal. Tenía una sonrisa muy amplia y amigable para esa pequeña - Hola.. - mi voz resonó en cada pasillo, rincón y estantería de la biblioteca, era como un eco en un lugar inhóspito, hasta que llegue al suelo y fue reconfortante saber que había sido llamado - Tu debes ser mi Master - le mencione mirandola fijamente con mis ojos multicolores, me comencé a acercar a ella lentamente y a pasos muy cuidadosos, cuando llegue le tome la mano y la cubrí con mi otra - Soy Lancer, he venido y he sido llamado por el Grial y por ti, para pelear por tu gracia que debo verificar, pero sobretodo, si tienes malas intenciones debes negarte a darme ordenes, o de lo contrario no nos llevaremos bien - cerré los ojos y me quede esperando su respuesta - ¿Cual es tu nombre, Master? - pregunté por instinto.
avatar
Karna
Lancer
Lancer

Mensajes : 8


Rangos
Fuerza: B
Resistencia: A
Agilidad: A

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Invocando al hijo del sol [priv. Karna]

Mensaje por Yozora Branch Lee el Jue Mayo 22, 2014 3:48 pm

Ella comenzaba a creer que era un poco tonta al ocurrírsele que tal vez no había sido la mejor opción quedarse en una biblioteca sola y a obscuras, pero de todas maneras todo había pasado desapercibido, incluso ella haciendo un esfuerzo de agacharse para que el guardia y personal, según sus rondas no la viera. Hubiese sido, en teoría, menos confuso solo sacar el libro y robarse aquello que la había dejado absorta. Eso era… El libro la había dejado absorta e incluso hubiese podido decir que hasta hechizada, cosa que no creía en lo más mínimo, pues era tan absurdo como esos momentos. Por lo menos el lugar en donde se encontraba no estaba del todo a oscuras. Había buscado concienzudamente algo más y la biblioteca gozaba de amplias ventanas a demás de las típicas sillas, mesas y los estantes llenos de libros que contenían nombre según la secciones.

Un gesto arrugo sus labios por apenas unos imperceptibles momentos. Era burra, por lo que había hecho pero luego pensó que eso le daba lo mismo, aquello no tenía porque tener tanta importancia para ella. Luego se mordió el labio inferior preguntándose si la veterana que la había dejado como niñera, aun estaría en casa molesta y preguntándose donde estaría. Lo cual causo una sonrisa por parte de ella. Estaba más que claro, que aun no podía mandarse sola, si no era su padre, era alguna otra persona designada por su padre, lo más horrible que le podía tocar, pues en el orfanato tenia mas libertades.

De vuelta a la realidad, decidió concentrarse nuevamente en el tema que la atraía como abeja a la miel. Deseaba simplemente contar con la ayuda de un “espíritu” que era como se le podía llamar. Uno de los mechones de cabello negro azabache cayó por un lado de su cara, molesto y prácticamente tapándole la visual. Era una cosa larga que agarro con dos dedos observándolo atentamente. –Tal vez necesite un corte.- Pero ella no le hallaba muy necesario, a demás le daba flojera ir a uno de esos estilistas para hacerse un corte a la moda, es más, ella odiaba todo eso de los cortes a la moda que traía a todo el mundo vuelto loco y lo sabia estrictamente porque lo veía a diario, si no era en una parte era en la otra…-Shhhh.- Se pudo escuchar a través de la negrura de las instalaciones prácticamente vacías de personas, lo que le hizo dar un respingo y recorrer con la mirada cada rincón a la espera de que uno de los guardias saliera de la oscuridad, la alzara sobre un hombro y se la llevara derechito a la comisaria. -Oh.- Exclamo al darse cuenta de que el ruido había provenido de ella después de una larga meditación que concluyo con una mano sobre sus labios, bajo nuevamente la vista, tenía que consumar aquel hecho inmediatamente y sin más demora por lo que volvió a concentrarse.

A pesar de ser palabras de lo más extrañas de las que juraría que si las leyese otra persona, se le trabaría la lengua, estaba agradecida de poder recitarlas con maestría gracias a un pequeño episodio en su vida, que le llevara a leer una de aquellas fabulas. Tenía apenas 10 años y cada vez que repetía las palabras con euforia, se mordía la lengua hasta que lograra dominar su lengua para que no callera entre sus dientes. “Realmente espero que esto realmente funcione.” La sonrisa que ilumino su rostro no fue nada comparado con el resplandor que comenzaba a aparecer por todos los lugares de la gran estancia… Pudo observarlo completamente antes de que se quedara ciega por lo tonto de observar la luz tan detenidamente y luego se quedo pasmada con la boca abierta mirando a aquel hombre que aparecía ante sus ojos. Lo escruto completamente de arriba abajo con total descaro sin poder pronunciar palabra alguna aun. “Espabila, pareces tonta” Abrió y cerro la boca como un pez fuera del agua en busca de oxigeno y cuando el comenzó a acercarse, ella se levanto rápidamente que le pareció completamente digno ante la presencia de ese ser, aunque no se dignara a contestarle en un primer lugar a su saludo, ni a darle alguna respuesta afirmativa. Escucho atentamente dando respuestas afirmativas a lo que le decía, a ella le parecían correctas sus demandas y tampoco le pediría algo tan descabellado. -Esta bien.- Respondió casi tímidamente  dentro de la amplia gama de las personalidades que podría poseer ella como ser humano. -Me parece justo el no darte ordenes de mala gana. Lo entiendo perfectamente Otra vez la solemnidad la invadió ante sus respuestas. -Bueno si… Hola, soy tu master y me llamo Yozora. Me parece genial que vinieras. Puedes pedirme lo que quieras y me encargare de cubrir tus necesidades mientras estés conmigo.- Sonrió otra vez y de forma poco Ortodoxa, agarro una de las manos de el a forma de saludo y luego la sacudió un poco.
avatar
Yozora Branch Lee
Master
Master

Mensajes : 24


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Invocando al hijo del sol [priv. Karna]

Mensaje por Karna el Miér Mayo 28, 2014 7:02 pm

Había una cosa que me llamo mas la atención de este lugar, era el contenido histórico que podría tener, de varios siglos, de varias mentes maestras que pasaron por el mundo después de mi presencia en él. Respiro el aire de nueva vida, extiendo mis manos y saludo a mi Maestra, le doy la mas cordial bienvenida a la guerra del santo grial, era algo de rutina, mas mis pensamientos volvieron a inundarme en muchas cosas. Tal vez ahora este fuera de la vista de los dioses, inclusive puedo camuflarme entre los humanos, no será tan difícil, quizás pueda comenzar de nuevo una vida, pero junto a ella, la que era mi Master, ella estaba en frente mirándome algo sorprendida, no me quedo duda de que era así... la mayoría de las personas reaccionaban igual a mis vestimentas otorgadas en el trono de los héroes. Mis cabellos albinos se ondeaban por la luz y el viento que fue otorgado por la conexión con otro mundo, al mundo real, la luz no se detenía y no dejaba de brillar, el circulo de donde fui dado a luz en este mundo desapareció a penas puse un pie en el suelo. Suspire, si, varias veces. No era porque estuviera decepcionado de la que era mi Master, todo lo contrario, el mundo que deberá ver ahora será uno que le es oculto a los inocentes, la plena guerra solo es para guerreros, no para humanos controlando guerreros. Mi manto llevaba hacia el suelo, el que ocultaba parte de mi armadura negra, Kavacha And Kundala era propiamente dicha y vista, al ojo publico de ella y de los que estuviesen viendo en la biblioteca. 

Ella se veía muy confundida, y a la vez notaba algo de nerviosismo. Me estrecho la mano y la guía de arriba hacia abajo, tal vez era un saludo formal que ellos tenían en estos tiempos. Le mire algo anonadado y corrí mi mano hacia atrás lentamente mirándola para ver si había puesto algo o tal vez era un truco, pero negué con mi cabeza porque debía confiar en mi Master - Yozora.. - dije el nombre de esa mujer con calma, tranquilidad, pasividad, claridad, respire profundo llenando mis pulmones de aire y inflando mi pecho un poco, cuando bote todo aquello camine hasta la entrada de ese sitio - Ya no hay nadie, no hay presencias ajenas en este lugar, no te preocupes.. - le mire de reojo sonriendole porque parecía asustada de que alguien mas nos viera - No te harán daño, desde ahora nadie lo hará porque estoy aquí como tu servant.. - mi mirada era un poco fría, era malo en expresar mis sentimientos, si estaba feliz, triste, enojado, furioso se me era difícil expresarlo si no era en acciones drásticas - Vayámonos Master, no hay nada mas que hacer en este sitio.. - le indique con el dedo la puerta para salir - Con calma, no le haré nada.. quiera Lord Suria que nuestras travesías sean dignas de contar.. - termine y espere en mi lugar.
avatar
Karna
Lancer
Lancer

Mensajes : 8


Rangos
Fuerza: B
Resistencia: A
Agilidad: A

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Invocando al hijo del sol [priv. Karna]

Mensaje por Yozora Branch Lee el Jue Mayo 29, 2014 5:42 pm

Yozora se distrajo por unos momentos. Aquel hombre en aquel lugar se veía tan poco ortodoxo y anti-real, sin embargo estaba allí parado al igual que ella en medio de una biblioteca. Retiro su mano de la de el para poder examinarlo nuevamente porque al parecer ya lo había hecho con anterioridad, aunque no de una forma tan abierta, se había figurado ella en pensamientos un poco mas tarde. Su mano recayó en su mentón comenzando con su lento escrutinio y se movió de un lado a otro con pasos pequeños a penas perceptibles. A punto estuvo de rodearle para seguir analizando al objetivo de su curiosidad pero lo dejo hasta allí cuando la voz de él la despertó en un santiamén y ni siquiera recordaba donde estaba, así que tuvo que observar alrededor antes de recordarlo. “Es como una fábula, de la vida real” Pestañeo un par de veces más, mirándole como una alucinación, tallándose los ojos al rato después. Tal vez no era que estuviera aun alucinando con aquel encuentro, sino más bien era el malestar en los ojos a causa del cansancio que se cargaba desde la mañana…

-Bien… Si, bueno. Supongo que puedes llamarme Zora, lo que pasa es que mi nombre es algo… raro.- Carraspeo un poco… ¿Raro? Lo encontraba raro después de disuadir por aquel nombre. Frunciendo el ceño pensó que tal vez aun tenia aquel prototipo Europeo en el uso de los nombre. Aun pensaba que Yozora era un nombre poco común al que debía acostumbrarse pronto. “¿Pero que me pasa?” Se froto otra vez el ojo y elevo la muñeca ante sus ojos observando el reloj de pulsera para saber qué hora eran antes de contestar a las advertencias que había tenido el sentido de tomar para los dos. –Claro que no hay nadie, lo que pasa es que ya no son las horas de trabajar en la biblioteca y está cerrada hasta mañana.- En unos momentos sintió algo de vergüenza por lo que le decía él y desvió la mirada como en busca de algo. –Supongo que gracias.- Se encogió de hombros como si nada. Y fue como si él le leyera la mente acerca de que ya no deberían estar en ese lugar… Fue como si tuvieran algo en común, el deseo de salir de ese horrible lugar, horrible lugar en esos momentos porque más que nada desearía estar en su casa en vez de la calle. Giro su vista hacia la puerta donde él le indicaba, pues estaban encerrados y era un lio el preguntarse como saldrían de allí. Su respuesta por supuesto estaba con ella. Él podría lo más bien destruir la puerta. Miro hacia el techo y se puso a pensar en cifras y números, sacando cuentas y nuevamente metió su mano en el bolsillo para sacar por segunda vez aquella tarde noche la billetera y contar los billetes dentro de ella… -Ummm.- Tomo aire antes  de continuar. -Estas seguro de que no le harás nada o por lo menos prométeme que esa puerta no quedara en tan mal estado…- Bah, ya le daba lo mismo total, aun debía recibir su mensualidad. -Esta bien, continua con lo que debes hacer, te apoyo.-
avatar
Yozora Branch Lee
Master
Master

Mensajes : 24


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Invocando al hijo del sol [priv. Karna]

Mensaje por Karna el Jue Jun 19, 2014 1:41 pm

Todo este momento era como si el libro de las leyendas se hubiera abierto y hubiese dejado pasar todas las fantasías de las cuales los humanos yacen a costa de la ficción y de lo irreal. El albino observaba la puerta con suma sutileza, era como si fuera un portal hacia otra dimensión, estaba un poco temeroso de que al abrir está todo se terminará y apareciera nuevamente en el trono de los héroes, lugar que detesta porque es algo totalmente irreal a las creencias que él tenía. Algo que noto completamente era que cuando piso la tierra por primera vez, hace algunos segundos y cuando miraba a la fémina, sintió algo que lo miraba y al percatarse era el cielo y el reino de los cielos que lo acompañaba y le daba un BackUp bastante especial. No sabía ni porque era invocado por una niña, ni tampoco le molestaba, era algo mas que cayo de imprevisto - Yozora.. - dejo salir mirándola, esbozo una sonrisa y luego abrió lentamente la puerta con todas sus fuerzas, y el legendario héroe pudo desbloquear el artefacto misterioso porque los tornillos y la cerradura se rompieron pero nada se notaba, era como si hubiese abierto la puerta de la manera correcta - No, no le hice nada, vayámonos, es lo mas seguro.. - la puerta se abrió para ellos, de manera completa, y se observaba una luz brillante a lo lejos, eran los faroles de la ciudad encendidos porque ya era de noche, la invocación puede tornar los días en noches y noches en tardes de segundos para otros - Creo que no sé donde vives - se iba a reír, pero Karna es demasiado serio para ello, aunque esas palabras salieron con humor, pero humor serio. Le tomo la mano a la humana para llevarla caminando hacia otro sector, visualizaba la ciudad por completo como una plena ilusión de sus pensamientos.

Pude observar como las luces se movían unidas a ciertos tipo de chatarras andantes, que tenían ruedas en sus pies, eran cabalgatas de última tecnología.. el grial me dijo que se llamaban "Autos" - Esos son los autos, ya veo.. - empecé a hablar solo sin mirar a mi acompañante, le apreté la mano para que no me soltará y luego de unos segundos - Prepárate Yozora, sujetate bien de mi mano.. - le divise con el rabillo del ojo y sonriendo de lado di un gran salto como para llegar a la azotea de la biblioteca nuevamente, estaba fría la noche y nadie rondaba por allí - La tierra es demasiado irreal - del cielo salió un artefacto volador, parecido a una nave espacial, era bastante grande pero la noche y la neblina no dejarían ver a nadie tal arquitecto del universo - Acompáñame... - le miré sonriente nuevamente - No tengas miedo Master, yo fui guiado para protegerte y no para hacerte daño alguno - entonces tomándola de la mano la subí encima del carro y me senté a un lado, esperaba las palabras de ella para arribar.
avatar
Karna
Lancer
Lancer

Mensajes : 8


Rangos
Fuerza: B
Resistencia: A
Agilidad: A

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Invocando al hijo del sol [priv. Karna]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.